LSP, La disolución del líder y la aparición del «lonely guy»​

Imagínate la siguiente situación. Te encuentras en una importante reunión de trabajo en la que os han convocado a todos para plantear un problema y pediros vuestra opinión, tu tienes algunas ideas de mejora, pero, justo antes de hablar, la persona que es tu responsable dice algo que es claramente contrario a tus opiniones… ¿Cómo has actuado? Pues, en general las personas preferimos no hablar y guardarnos nuestras opiniones para otros círculos o nuestra intimidad. Igual te ha podido pasar que reúnes a todo tu equipo para poder contrastar un problema y esperas que te aporten soluciones, pero en un momento determinado tú mismo o un mando intermedio ha aportado una idea que han hecho que el resto de las ideas orbite alrededor de ésa o sencillamente el grupo se una a la primera aportación y no aparezca nada nuevo. La presencia de una persona que consideras que puede tener mayor autoridad que tu en un área de conocimiento o tema concreto hace que hagas retroceder a tu pensamiento independiente y lo mantengas oculto… Si te paras a pensar, esto es una pérdida de oportunidad catastrófica para las organizaciones y para cualquier grupo o equipo de personas. Sin embargo, existen formas de hacer que el efecto del líder se pueda disolver en una sesión de trabajo, permitiendo hacer emerger el pensamiento individual e independiente y posibilitar el llegar a consensos de mayor valor para todos los participantes y a la toma de mejores decisiones para todo el colectivo. Una de esas metodologías es LEGO® SERIOUS PLAY® (LSP), esta potente metodología que fundamenta sus técnicas en la construcción utilizando bloques de LEGO®, creando modelos y sistemas que responden a preguntas complejas sobre las personas y organizaciones (como grupos de personas) y profundiza sobre sus relaciones, aspiraciones, temores, deseos, objetivos, etcétera. La magia de esta metodología es que, en sus principios de puesta en funcionamiento hace del grupo una entidad líquida, sin jerarquías, en la que la comunicación fluye del individuo hacia el grupo y nunca es puesta en duda, sino que: se reflexiona y se indaga acerca de cada modelo construido para hacer emerger y aflorar a la superficie las características más potentes, que pueden subyacer en la construcción; dotando de un nuevo y más completo significado al reto que se está enfrentando el grupo que participa en la sesión. En este caso, cada construcción individual viene a responder una pregunta compleja que plantea la persona que facilita el taller y cómo visión personal nunca se pone en duda su veracidad sino que se indaga sobre el significado en toda su profundidad. El líder es uno más en el grupo, sus opiniones no dejan de ser una visión personal plasmada en una construcción y las visiones del resto del equipo tendrán el mismo tiempo y atención que las del líder. ¿Qué dos claras ventajas encontraremos gracias a la aplicación de esta metodología? En primer lugar, cómo ya anunciaba en el título de este artículo, el rol del líder se disuelve; pasando a ser uno más del grupo, en una relación horizontal en la que cada visión individual tiene el mismo valor. Trabajando desde diferentes perspectivas, con la mirada puesta en identificar puntos en común, sin renunciar a los principios clave personales y pasando a generar un sistema dotado de mayor complejidad. En este sistema, todas las opiniones y visiones son tenidas en cuenta y formarán parte de la respuesta a una pregunta clave para la estrategia y/o el desempeño de este grupo.
LEGOPATOS - Autor: Vicenç Yll Escot
En este proceso, la persona que facilita la sesión, deberá asegurar al principio, que no se impone la visión del líder, evitando el sesgo que su autoridad podría representar durante el proceso. A medida que la sesión avanza y los participantes fluyen por ella, el líder pasa, de forma natural a un estatus de igual, las defensas emocionales bajan y la participación espontánea y sincera sale a la superficie. En segundo lugar, ocurre una genialidad. Al desaparecer las jerarquías y lograr la comunicación horizontal generamos espacio y oportunidad para que participe aquella persona que nunca habla en las reuniones y pasa completamente desapercibida. Es en este momento cuando es@ «lob@ solitari@» o «lonely Guy», se abre al grupo y comparte sus inquietudes y opiniones. Generalmente se trata de esa persona que, como dice la cita: «cuando habla sube el pan»; compartiendo dudas, puntos de vista y opiniones, que hasta ese momento nadie ha verbalizado en voz alta ni ha aparecido plasmado en ningún modelo. Abrir la puerta a esta metodología en tu Empresa, Organización, Asociación, Institución o grupo de personas es algo que debes considerar en profundidad: por un lado, existe el riesgo de que escuches opiniones y visiones que no te gusten, y por otro lado, existe la oportunidad que escuches opiniones y visiones que no te gusten… Lo que hagas con esa información puede marcar la diferencia.

Leave a Comment